TEATRO PARA NIÑOS Y JOVENES - LOS GALLINAZOS SIN PLUMAS



TEATRO PARA NIÑOS Y JOVENES
LOS GALLINAZOS SIN PLUMAS
Adaptación de Alberto Mego
sobre un cuento de Julio Ramón Ribeyro

Personajes:
El Narrador, que también puede ser una voz grabada.
El Viejo, anciano barbado y de aspecto desagradable.
Efraín y Margarito, dos niños muy delgados.
Pascual, el chancho.

ESCENA I
CORTINA MUSICAL. ADELANTE, UNA SOMBRA NEGRA QUE POCO A POCO SE RECONOCE COMO AL CHANCHO.

NARRADOR
Amigos, ésta es la historia de "Los Gallinazos sin plumas". Es la historia de Efrain y Margarito, dos niños como tantos que antes que el sol alumbre debían levantarse y salir a trabajar para su abuelo. Un hombre duro y malo que quería más a su chancho que a sus nietos...

ENTRA EL VIEJO. LEVANTA A LOS NIÑOS DE SUS CAMASTROS, GRITANDO.

ABUELO
!Hey! !Holgazanes! !A levantarse! !Ya son las cinco de la mañana! !Y ustedes todavía durmiendo! !Vamos, a levantarse! ¿Qué se han creido? ¿Que mi chancho no tiene hambre? !Claro que tiene hambre!... Y ustedes tienen que traerle su comida... !A levantarse, holgazanes!...


NIÑOS
Pero es todavía muy temprano, hace mucho frío, abuelo. La gente todavía no ha puesto su basura en las calles... Hace frío, abuelo, déjanos dormir...

ABUELO
!A levantarse les he dicho! No quiero que mi chancho se quede sin su desayuno. La basura no los va a esperar, así que aquí tienen los baldes, y a traerlos llenos ¿eh? Sino, regresan por más comida. Ah, y pobre de ustedes que no consigan buena comida en la basura... Vamos, vamos.

NIÑOS
Hace frío, abuelo. No queremos ir todavía, déjanos dormir.

ABUELO
!Afuera! !A trabajar!... Escuchen... (SE OYE AL CHANCHO) Es el chancho, ya no puede con el hambre, está reclamando su comida... ¿y ustedes quieren hacerlo esperar? Vamos, afuera, afuera...

LOS NIÑOS SE LEVANTAN APESADUMBRADOS.

NARRADOR
Como todas las mañanas, Efraín y Margarito encuentran en las calles, en las esquinas malolientes de la ciudad, las bolsas de basura. Sin saber por dónde empezar, a pesar del sueño, deciden comenzar con su trabajo tan ingrato.

EFRAIN
Apúrate, Margarito, se hace tarde, y apenas hemos empezado.

MARGARITO
Tengo sueño, no quiero recoger esta basura.

EFRAIN
Será peor para nosotros, el abuelo no nos dejará entrar a la casa, sino volvemos con los baldes llenos de comida para el chancho. ¿Acaso no fue así la vez pasada? ¿No dormimos en la calle? ¿Ya no te acuerdas?

MARGARITO
Sí, tienes razón, pero en estas bolsas solo hay papeles sucios, pedazos de huesos, plásticos... !Tanta basura! Pero nada de comida...



EFRAIN
Tenemos que encontrar comida, Margarito, !comida! Tenemos que llenar por lo menos estos dos baldes, y cuanto antes, porque los basureros de la municipalidad no tardan en llegar con su camiones.

MARGARITO
Ah sí, ya se nos adelantaron una vez, debemos apurarnos... Mira, aquí encontré algo...

EFRAIN
Y yo también... Vamos, por allá encontraremos algo más...

MARGARITO
Vamos...
ESCENA II
CORTINA MUSICAL.

ABUELO
Ah, ya llegaron. ¿Porqué se han demorado tanto?


EFRAIN
Es que no había comida en las bolsas, hemos caminado mucho, ¿no es cierto, Margarito?

MARGARITO
Así es, abuelo. Hemos buscado y buscado, y nada...

ABUELO
Bah, esos son los pretextos de siempre... A ver, enseñénme los baldes.





MARGARITO
Aquí están. (SE LOS ENTREGA)

ABUELO
Pero ¿qué es esto? Papeles, plásticos... !Y ni siquiera están llenos! ¿Ustedes quieren matar de hambre a mi Pascual? Sí, eso es, ustedes quieren verlo muerto, ustedes no quieren a mi chancho.. (SE ESCUCHA AL CHANCHO) !Escuchen cómo reclama su comida!

EFRAIN
Es que no hemos encontrado nada más que eso, abuelo. Tienes que creernos.

MARGARITO
Quizá los basureros de la municipalidad están recogiendo la basura más temprano.

ABUELO
!Pretextos! !Esos son pretextos!



EFRAIN
O a lo mejor otros se nos adelantan y dejan solo papeles, y se llevan la comida para sus chanchos...

ABUELO
!Ah, bueno! A partir de mañana se levantarán más temprano, !y tendrán que ir hasta el Gran Basural!

MARGARITO
!Hasta el gran basural no, abuelo! !Por favor!

EFRAIN
Nos levantaremos más temprano, si quieres, pero no nos mandes hasta el Gran Basural...

ABUELO
Ni una palabra más, !hasta el Gran Basural!
(MUY MOLESTO, COGE LOS BALDES Y SE ACERCA AL CHANCHO. DELANTE DEL ANIMAL CAMBIA COMPLETAMENTE, SE DIRIGE A EL CARIÑOSAMENTE) Aquí está tu comidita, Pascualito, vamos, toma, come tu comidita...

MARGARITO
(LLORANDO) Yo no quiero ir al Gran Basural...

EFRAIN
Ni yo... pero ya sabes cómo es el abuelo...

MARGARITO
Allá hay ratas... !Ratas!

EFRAIN
Así de grandes... !Ratas! (SALEN)


ESCENA III

CORTINA MUSICAL.

NARRADOR
Desde entonces todos los días, Efraín y Margarito, tenían una cita en el basural, junto a los gallinazos, esas aves que se alimentan de mugre y carroña. Ellos también eran gallinazos pero sin plumas.

ENTRAN AL BASURAL LOS NIÑOS CON SUS BALDES.

MARGARITO
Es un viejo abusivo, y malo, eso es, lo odio, !cómo lo odio! No me importa decirlo !lo odio!

EFRAIN
Cálmate, Margarito, cálmate, todos los malos reciben su castigo, vas a ver... Por lo pronto, debemos llevar estos baldes, no podemos demorar...


MARGARITO
El mío está casi lleno, me falta muy poco. Mira, allá hay un paquete de basura, voy para allá... (CAMINA HACIA DONDE SEÑALA)...!Ay!

EFRAIN
¿Qué pasa, Margarito?... !Estás sangrando!

MARGARITO
Sí, creo que me he cortado el pie... Con este vidrio, mira.

EFRAIN
¿Y ahora? ¿Qué vamos a hacer ahora?

MARGARITO
No lo sé, pero mi pie sigue sangrando... No puedo caminar. Y ni siquiera hemos llenado los baldes...

EFRAIN
No importa, sólo llevaremos eso, debemos regresar.... Si no puedes caminar, yo te ayudaré, vamos, apóyate en mi hombro... (SALEN)


CORTINA MUSICAL.

ESCENA IV

SE ESCUCHA AL CHANCHO RONCANDO. EL VIEJO, UN POCO EBRIO, LE HABLA COMO SI FUERA UNA PERSONA.

ABUELO
Ah, tienes que aprender a esperar, Pascual. ¿Acaso yo no he esperado que crescas y te conviertas en un animal grande y robusto? Si hasta me han ofrecido cinco mil por ti... ¿Y tú que crees? ¿Que te voy a vender en cinco mil? No, mi Pascualito precioso, no hasta que me ofrescan diez mil, ja ja ja... (EL CHANCHO SIGUE RONCANDO) Ya, ya, cálmate, ya vienen esos dos con tu comida, vas a comer muy bien hoy.... !Allí están!

EFRAIN Y MARGARITO ENTRAN AYUDANDOSE Y CARGANDO LOS BALDES.

EFRAIN
Tuvimos un accidente, abuelo.

ABUELO
¿Qué accidente? A ver, denme de una vez esos baldes... ¿Qué? ¿Esto es todo? !Apenas han llenado la mitad! Esto no le va a gustar a Pascual...

EFRAIN
Pero abuelo ¿no ves que Margarito está herido?

ABUELO
¿Herido? ¿Herido?... Bah, esperen un rato... voy a darle a Pascual lo poco que han traido... (SALE)

MARGARITO
Efrain, me sigue sangrando el pie...

EFRAIN
Espera, a lo mejor el abuelo tiene algún remedio.

ABUELO
(ENTRANDO) Pascual está muy molesto con ustedes. !No entiendo porqué lo tratan así!

EFRAIN
Abuelo, mientras recogíamos la comida en el Gran Basural Margarito se ha cortado el pie con un vidrio... y está sangrando, tenemos que hacer algo...

ABUELO
Bah, esos son pretextos para no traerle su comida a mi Pascual (SE ESCUCHA AL CHANCHO) !Terminó de comer! !Se le acabó la comida!... ¿Y ahora? ¿No pueden buscar algo más de comida? No, no pueden ahora. (AL CHANCHO) Vas a tener que esperar hasta mañana, Pascual. (A EFRAIN) Anda, lléva a tu hermano al río, y que se lave bien el pie enfermo, después se lo envuelves con un trapo... Ah, pero mañana van a levantarse muy temprano. Pascual no puede quedarse sin comer. (SALEN)

ESCENA V

CORTINA MUSICAL. PAUSA. LOS DOS NIÑOS EN LA CAMA.

NARRADOR
Al día siguiente, Margarito amaneció afiebrado, muy afiebrado. En su delirio le decía a su hermano: "tenemos que ir a recoger la comida del chancho, apúrate, que nos ganan los basureros y los gallinazos".

MARGARITO
(UN TANTO SONAMBULO) Efraín, Efraín, tenemos que ir a recoger la comida del chancho, apúrate, que nos ganan los basureros y los gallinazos...

EFRAIN
Qué dices, estás con fiebre, así no puedes levantarte, descansa, Margarito.

MARGARITO
Es que nos van a ganar los gallinazos...

SE ESCUCHA AL CHANCHO. ENTRA EL ABUELO.

ABUELO
¿Escucharon? Pascual tiene mucha hambre. Ya son las cinco de la mañana. Tienen que levantarse para traerle su comida...

EFRAIN
Pero abuelo, Margarito está muy enfermo, su pie no para de sangrar y está afiebrado...

ABUELO
¿Ah sí? Pascual no puede quedarse sin comer. Tienen que levantarse, holgazanes.

EFRAIN
!No, no!, Margarito no puede caminar, !tiene que quedarse descansando! !Yo iré con los dos baldes!

ABUELO
Ah, qué suerte tiene ese flojo, pero bueno, si es así, está bien, pero no debes demorarte... Y apúrate que se hace tarde. No te olvides que Pascual tiene mucha hambre. (SALE)

EFRAIN
!Estás llorando Margarito!... No llores, hermano... Te vas a sanar, vas a ver, entonces volveremos a salir juntos.

CORTINA MUSICAL. MARGARITO LLORA.


ESCENA VI

NARRADOR
Pasaron noches interminables. La fiebre de Margarito era cada día más alta. El abuelo le reclamaba más basura a Efraín, y el chancho tenía más hambre. Una noche de luna llena nadie pudo dormir. El chancho gritaba desesperado, dicen que cuando los chanchos tienen hambre, se vuelven locos y son capaces de todo... Al día siguiente, cuando aparecieron las primeras luces del amanecer, el viejo despertó a los dos niños llevando cuatro baldes en las manos.

ABUELO
!Se acabó! !Se acabó la holgazanería! !A levantarse los dos! !Pascual tiene mucha hambre! !No voy a dejarlo morir por culpa de ustedes!

MARGARITO LLORA. EFRAIN SE LEVANTA MUY MOLESTO Y ENFRENTA AL VIEJO.

EFRAIN
!No, no! !Margarito está muy enfermo y con fiebre! !El no puede levantarse!

ABUELO
¿Que no? Vas a ver (SE ACERCA DESPUES DE TOMAR ENERGICAMENTE SU BASTON)

EFRAIN
!No, abuelo, no hagas eso...! !Margarito está muy enfermo! !No puede levantarse!

EFRAIN SE INTERPONE EN EL CAMINO DEL VIEJO, FORCEJEAN.

ABUELO
Ah, a tí también te voy a dar un bastonazo, vas a ver...

EFRAIN TRASTABILLA CAMINANDO DE ESPALDAS ESQUIVA EL GOLPE, SE HAN ACERCADO MUCHO AL CORRAL DEL CHANCHO. EL VIEJO NO PUEDE EVITAR CAER DENTRO DEL CORRAL. TENSION.

MARGARITO
!Cayó el abuelo al corral!

SE ESCUCHA LOS RONQUIDOS FURIOSOS DEL CHANCHO QUE ENVUELVE CON SU MANTO NEGRO AL ABUELO.


EFRAIN
!Se lo está comiendo!...(SE ESCUCHAN LOS GRITOS DEL ABUELO). Vamos, tenemos que irnos de aquí... Ven, voy a ayudarte...

EFRAIN CARGA A SU HERMANO. SALEN, SE ESCUCHAN SOLAMENTE LOS RONQUIDOS DEL CHANCHO TERMINANDO DE DEVORAR AL VIEJO. VUELVEN A ESCENA LOS NIÑOS, HUYENDO. SALEN OTRA VEZ. VUELVEN, SE DETIENEN EN UN EXTREMO DE LA ESCENA.

MARGARITO
...!Mira! !Ya está amaneciendo! (SEÑALANDO EL HORIZONTE)


EFRAIN
!Sí! !Está amaneciendo!

FIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada