Teatro Peruano - " La Obra Debe Continuar "



TEATRO PARA NIÑOS Y JOVENES - LOS GALLINAZOS SIN PLUMAS



TEATRO PARA NIÑOS Y JOVENES
LOS GALLINAZOS SIN PLUMAS
Adaptación de Alberto Mego
sobre un cuento de Julio Ramón Ribeyro

Personajes:
El Narrador, que también puede ser una voz grabada.
El Viejo, anciano barbado y de aspecto desagradable.
Efraín y Margarito, dos niños muy delgados.
Pascual, el chancho.

ESCENA I
CORTINA MUSICAL. ADELANTE, UNA SOMBRA NEGRA QUE POCO A POCO SE RECONOCE COMO AL CHANCHO.

NARRADOR
Amigos, ésta es la historia de "Los Gallinazos sin plumas". Es la historia de Efrain y Margarito, dos niños como tantos que antes que el sol alumbre debían levantarse y salir a trabajar para su abuelo. Un hombre duro y malo que quería más a su chancho que a sus nietos...

ENTRA EL VIEJO. LEVANTA A LOS NIÑOS DE SUS CAMASTROS, GRITANDO.

ABUELO
!Hey! !Holgazanes! !A levantarse! !Ya son las cinco de la mañana! !Y ustedes todavía durmiendo! !Vamos, a levantarse! ¿Qué se han creido? ¿Que mi chancho no tiene hambre? !Claro que tiene hambre!... Y ustedes tienen que traerle su comida... !A levantarse, holgazanes!...


NIÑOS
Pero es todavía muy temprano, hace mucho frío, abuelo. La gente todavía no ha puesto su basura en las calles... Hace frío, abuelo, déjanos dormir...

ABUELO
!A levantarse les he dicho! No quiero que mi chancho se quede sin su desayuno. La basura no los va a esperar, así que aquí tienen los baldes, y a traerlos llenos ¿eh? Sino, regresan por más comida. Ah, y pobre de ustedes que no consigan buena comida en la basura... Vamos, vamos.

NIÑOS
Hace frío, abuelo. No queremos ir todavía, déjanos dormir.

ABUELO
!Afuera! !A trabajar!... Escuchen... (SE OYE AL CHANCHO) Es el chancho, ya no puede con el hambre, está reclamando su comida... ¿y ustedes quieren hacerlo esperar? Vamos, afuera, afuera...

LOS NIÑOS SE LEVANTAN APESADUMBRADOS.

NARRADOR
Como todas las mañanas, Efraín y Margarito encuentran en las calles, en las esquinas malolientes de la ciudad, las bolsas de basura. Sin saber por dónde empezar, a pesar del sueño, deciden comenzar con su trabajo tan ingrato.

EFRAIN
Apúrate, Margarito, se hace tarde, y apenas hemos empezado.

MARGARITO
Tengo sueño, no quiero recoger esta basura.

EFRAIN
Será peor para nosotros, el abuelo no nos dejará entrar a la casa, sino volvemos con los baldes llenos de comida para el chancho. ¿Acaso no fue así la vez pasada? ¿No dormimos en la calle? ¿Ya no te acuerdas?

MARGARITO
Sí, tienes razón, pero en estas bolsas solo hay papeles sucios, pedazos de huesos, plásticos... !Tanta basura! Pero nada de comida...



EFRAIN
Tenemos que encontrar comida, Margarito, !comida! Tenemos que llenar por lo menos estos dos baldes, y cuanto antes, porque los basureros de la municipalidad no tardan en llegar con su camiones.

MARGARITO
Ah sí, ya se nos adelantaron una vez, debemos apurarnos... Mira, aquí encontré algo...

EFRAIN
Y yo también... Vamos, por allá encontraremos algo más...

MARGARITO
Vamos...
ESCENA II
CORTINA MUSICAL.

ABUELO
Ah, ya llegaron. ¿Porqué se han demorado tanto?


EFRAIN
Es que no había comida en las bolsas, hemos caminado mucho, ¿no es cierto, Margarito?

MARGARITO
Así es, abuelo. Hemos buscado y buscado, y nada...

ABUELO
Bah, esos son los pretextos de siempre... A ver, enseñénme los baldes.





MARGARITO
Aquí están. (SE LOS ENTREGA)

ABUELO
Pero ¿qué es esto? Papeles, plásticos... !Y ni siquiera están llenos! ¿Ustedes quieren matar de hambre a mi Pascual? Sí, eso es, ustedes quieren verlo muerto, ustedes no quieren a mi chancho.. (SE ESCUCHA AL CHANCHO) !Escuchen cómo reclama su comida!

EFRAIN
Es que no hemos encontrado nada más que eso, abuelo. Tienes que creernos.

MARGARITO
Quizá los basureros de la municipalidad están recogiendo la basura más temprano.

ABUELO
!Pretextos! !Esos son pretextos!



EFRAIN
O a lo mejor otros se nos adelantan y dejan solo papeles, y se llevan la comida para sus chanchos...

ABUELO
!Ah, bueno! A partir de mañana se levantarán más temprano, !y tendrán que ir hasta el Gran Basural!

MARGARITO
!Hasta el gran basural no, abuelo! !Por favor!

EFRAIN
Nos levantaremos más temprano, si quieres, pero no nos mandes hasta el Gran Basural...

ABUELO
Ni una palabra más, !hasta el Gran Basural!
(MUY MOLESTO, COGE LOS BALDES Y SE ACERCA AL CHANCHO. DELANTE DEL ANIMAL CAMBIA COMPLETAMENTE, SE DIRIGE A EL CARIÑOSAMENTE) Aquí está tu comidita, Pascualito, vamos, toma, come tu comidita...

MARGARITO
(LLORANDO) Yo no quiero ir al Gran Basural...

EFRAIN
Ni yo... pero ya sabes cómo es el abuelo...

MARGARITO
Allá hay ratas... !Ratas!

EFRAIN
Así de grandes... !Ratas! (SALEN)


ESCENA III

CORTINA MUSICAL.

NARRADOR
Desde entonces todos los días, Efraín y Margarito, tenían una cita en el basural, junto a los gallinazos, esas aves que se alimentan de mugre y carroña. Ellos también eran gallinazos pero sin plumas.

ENTRAN AL BASURAL LOS NIÑOS CON SUS BALDES.

MARGARITO
Es un viejo abusivo, y malo, eso es, lo odio, !cómo lo odio! No me importa decirlo !lo odio!

EFRAIN
Cálmate, Margarito, cálmate, todos los malos reciben su castigo, vas a ver... Por lo pronto, debemos llevar estos baldes, no podemos demorar...


MARGARITO
El mío está casi lleno, me falta muy poco. Mira, allá hay un paquete de basura, voy para allá... (CAMINA HACIA DONDE SEÑALA)...!Ay!

EFRAIN
¿Qué pasa, Margarito?... !Estás sangrando!

MARGARITO
Sí, creo que me he cortado el pie... Con este vidrio, mira.

EFRAIN
¿Y ahora? ¿Qué vamos a hacer ahora?

MARGARITO
No lo sé, pero mi pie sigue sangrando... No puedo caminar. Y ni siquiera hemos llenado los baldes...

EFRAIN
No importa, sólo llevaremos eso, debemos regresar.... Si no puedes caminar, yo te ayudaré, vamos, apóyate en mi hombro... (SALEN)


CORTINA MUSICAL.

ESCENA IV

SE ESCUCHA AL CHANCHO RONCANDO. EL VIEJO, UN POCO EBRIO, LE HABLA COMO SI FUERA UNA PERSONA.

ABUELO
Ah, tienes que aprender a esperar, Pascual. ¿Acaso yo no he esperado que crescas y te conviertas en un animal grande y robusto? Si hasta me han ofrecido cinco mil por ti... ¿Y tú que crees? ¿Que te voy a vender en cinco mil? No, mi Pascualito precioso, no hasta que me ofrescan diez mil, ja ja ja... (EL CHANCHO SIGUE RONCANDO) Ya, ya, cálmate, ya vienen esos dos con tu comida, vas a comer muy bien hoy.... !Allí están!

EFRAIN Y MARGARITO ENTRAN AYUDANDOSE Y CARGANDO LOS BALDES.

EFRAIN
Tuvimos un accidente, abuelo.

ABUELO
¿Qué accidente? A ver, denme de una vez esos baldes... ¿Qué? ¿Esto es todo? !Apenas han llenado la mitad! Esto no le va a gustar a Pascual...

EFRAIN
Pero abuelo ¿no ves que Margarito está herido?

ABUELO
¿Herido? ¿Herido?... Bah, esperen un rato... voy a darle a Pascual lo poco que han traido... (SALE)

MARGARITO
Efrain, me sigue sangrando el pie...

EFRAIN
Espera, a lo mejor el abuelo tiene algún remedio.

ABUELO
(ENTRANDO) Pascual está muy molesto con ustedes. !No entiendo porqué lo tratan así!

EFRAIN
Abuelo, mientras recogíamos la comida en el Gran Basural Margarito se ha cortado el pie con un vidrio... y está sangrando, tenemos que hacer algo...

ABUELO
Bah, esos son pretextos para no traerle su comida a mi Pascual (SE ESCUCHA AL CHANCHO) !Terminó de comer! !Se le acabó la comida!... ¿Y ahora? ¿No pueden buscar algo más de comida? No, no pueden ahora. (AL CHANCHO) Vas a tener que esperar hasta mañana, Pascual. (A EFRAIN) Anda, lléva a tu hermano al río, y que se lave bien el pie enfermo, después se lo envuelves con un trapo... Ah, pero mañana van a levantarse muy temprano. Pascual no puede quedarse sin comer. (SALEN)

ESCENA V

CORTINA MUSICAL. PAUSA. LOS DOS NIÑOS EN LA CAMA.

NARRADOR
Al día siguiente, Margarito amaneció afiebrado, muy afiebrado. En su delirio le decía a su hermano: "tenemos que ir a recoger la comida del chancho, apúrate, que nos ganan los basureros y los gallinazos".

MARGARITO
(UN TANTO SONAMBULO) Efraín, Efraín, tenemos que ir a recoger la comida del chancho, apúrate, que nos ganan los basureros y los gallinazos...

EFRAIN
Qué dices, estás con fiebre, así no puedes levantarte, descansa, Margarito.

MARGARITO
Es que nos van a ganar los gallinazos...

SE ESCUCHA AL CHANCHO. ENTRA EL ABUELO.

ABUELO
¿Escucharon? Pascual tiene mucha hambre. Ya son las cinco de la mañana. Tienen que levantarse para traerle su comida...

EFRAIN
Pero abuelo, Margarito está muy enfermo, su pie no para de sangrar y está afiebrado...

ABUELO
¿Ah sí? Pascual no puede quedarse sin comer. Tienen que levantarse, holgazanes.

EFRAIN
!No, no!, Margarito no puede caminar, !tiene que quedarse descansando! !Yo iré con los dos baldes!

ABUELO
Ah, qué suerte tiene ese flojo, pero bueno, si es así, está bien, pero no debes demorarte... Y apúrate que se hace tarde. No te olvides que Pascual tiene mucha hambre. (SALE)

EFRAIN
!Estás llorando Margarito!... No llores, hermano... Te vas a sanar, vas a ver, entonces volveremos a salir juntos.

CORTINA MUSICAL. MARGARITO LLORA.


ESCENA VI

NARRADOR
Pasaron noches interminables. La fiebre de Margarito era cada día más alta. El abuelo le reclamaba más basura a Efraín, y el chancho tenía más hambre. Una noche de luna llena nadie pudo dormir. El chancho gritaba desesperado, dicen que cuando los chanchos tienen hambre, se vuelven locos y son capaces de todo... Al día siguiente, cuando aparecieron las primeras luces del amanecer, el viejo despertó a los dos niños llevando cuatro baldes en las manos.

ABUELO
!Se acabó! !Se acabó la holgazanería! !A levantarse los dos! !Pascual tiene mucha hambre! !No voy a dejarlo morir por culpa de ustedes!

MARGARITO LLORA. EFRAIN SE LEVANTA MUY MOLESTO Y ENFRENTA AL VIEJO.

EFRAIN
!No, no! !Margarito está muy enfermo y con fiebre! !El no puede levantarse!

ABUELO
¿Que no? Vas a ver (SE ACERCA DESPUES DE TOMAR ENERGICAMENTE SU BASTON)

EFRAIN
!No, abuelo, no hagas eso...! !Margarito está muy enfermo! !No puede levantarse!

EFRAIN SE INTERPONE EN EL CAMINO DEL VIEJO, FORCEJEAN.

ABUELO
Ah, a tí también te voy a dar un bastonazo, vas a ver...

EFRAIN TRASTABILLA CAMINANDO DE ESPALDAS ESQUIVA EL GOLPE, SE HAN ACERCADO MUCHO AL CORRAL DEL CHANCHO. EL VIEJO NO PUEDE EVITAR CAER DENTRO DEL CORRAL. TENSION.

MARGARITO
!Cayó el abuelo al corral!

SE ESCUCHA LOS RONQUIDOS FURIOSOS DEL CHANCHO QUE ENVUELVE CON SU MANTO NEGRO AL ABUELO.


EFRAIN
!Se lo está comiendo!...(SE ESCUCHAN LOS GRITOS DEL ABUELO). Vamos, tenemos que irnos de aquí... Ven, voy a ayudarte...

EFRAIN CARGA A SU HERMANO. SALEN, SE ESCUCHAN SOLAMENTE LOS RONQUIDOS DEL CHANCHO TERMINANDO DE DEVORAR AL VIEJO. VUELVEN A ESCENA LOS NIÑOS, HUYENDO. SALEN OTRA VEZ. VUELVEN, SE DETIENEN EN UN EXTREMO DE LA ESCENA.

MARGARITO
...!Mira! !Ya está amaneciendo! (SEÑALANDO EL HORIZONTE)


EFRAIN
!Sí! !Está amaneciendo!

FIN

EL MUNDO DE SANTIAGO

EL MUNDO DE SANTIAGO
Adaptación de Alberto Mego
sobre un cuento de Ana Mayer

Personajes:
El Maestro, presentador y animador de la obra.
Santiago, un niño, después un joven.
Mamá de Santiago
Papá de Santiago.
Tío de Santiago.
Director del Colegio, puede ser un títere.
Chofer de un camión.
Donata, enamorada de Santiago.
Cartero, puede ser un títere.
Actores.


ESCENA I

HAY UN GRAN TELON TENDIDO EN EL SUELO. DE PRONTO, CUATRO ACTORES EN CIRCULO, MIRAN AL PUBLICO, DESDE EL CENTRO, MIENTRAS EL MAESTRO, VESTIDO DE FRAC INICIA LA PRESENTACION DE LA OBRA.

MAESTRO
¡Hola, amigos!... ¿Cómo están?...Hoy hemos venido hasta aquí para contarles una historia que sucedió en un punto del universo...

ACTORES
(AL CENTRO Y A CORO) !En un pequeñísimo punto de la gran vía del sueño y la imaginación!

MAESTRO
(UN POCO ATURDIDO POR LA PRESENCIA DE LOS OTROS,
BUSCANDO OTRO EMPLAZAMIENTO) Más precisamente, esta historia sucedió en un puntito del punto...

ACTORES
!En el planeta tierra!

MAESTRO
¿Escucharon hablar del planeta tierra? Qué bien, qué bien. Entonces, podemos comenzar... Pero antes me gustaría decirles que la historia que vamos a contarles sucedió en realidad en un punto del puntito del punto...

ACTORES
¡La historia de Santiago sucedió en un país llamado Perú!

MAESTRO
¿Escucharon hablar del Perú?... Ah, veo que vamos a actuar para niños inteligentes... Entonces comprenderán si les digo que la historia comienza...

ACTORES
(INTERRUMPIENDOLO) !Esta es una historia que comienza en los andes peruanos!

MAESTRO
¿Han escuchado hablar de los andes peruanos? Claro, por allí han pasado tantas cosas (y siguen pasando)... Pues bien, un día... (TODOS SE OCULTAN BAJO EL TELON QUE SE ELEVA Y CONVIERTE EN GRANDES CERROS Y COLINAS) ...¡Estamos cerca de la casa de Santiago!... Si, allá queda su casa...Y por aquí debe estar él. Ayúdenme a llamarle... (GRITA) ¡Santiago! ¡Santiagooo!


ESCENA II

POR EL LADO OPUESTO, APARECE SANTIAGO. JUEGO DE
TROPIEZO CON EL MAESTRO.

SANTIAGO
Ay, perdón, maestro...

MAESTRO
Ah, por fin te encuentro, Santiago...

SANTIAGO
(AL PUBLICO) ¿Sabe mi nombre?
MAESTRO
Claro, si nos hemos reunido aquí para contar tu historia..

SANTIAGO
¿Mi historia?

MAESTRO
Si, y creemos que tú puedes ayudarnos. ¿No es cierto, niños?

SANTIAGO
Bueno, si quieren que les cuente mis historias... Pero es
muy largo de contar. Mejor comenzamos por el final...

MAESTRO
No, no, comencemos por el principio...

SANTIAGO
Bueno, yo era un niño.

MAESTRO
(AL PUBLICO)¡Un niño! ¡Un niño como todos ustedes!

SANTIAGO
No, allá hay niños grandotototes... Estos son muy chiquitos. Bueno, yo era niño que quería ser grande, grande...

MAESTRO
Como un joven, como un señor...

SANTIAGO
Sí, y vivía en la sierra, allí donde el cielo es estrellado y los campos de los valles son verdes, verdes, y los eucaliptos alcanzan a besar a la luna...

MAESTRO
Como las jirafas, como las escaleras...

SANTIAGO
!Yo voy a contar la historia!¿no? Como los cerros, simplemente...

LOS ACTORES BAJO EL TELON HACEN UNA GRAN PIRAMIDE.

SANTIAGO
Yo empecé a conocer el mundo desde la espalda de mi mamá. ¿Sabían ustedes que en la sierra las mujeres llevan sus niños en la espalda?

VALIENDOSE DEL ENORME TELON, LOS ACTORES FORMAN UNA GRAN SILUETA CON UN VERDADERO ROSTRO DE MUJER. SANTIAGO SE PONE UN CHAL DE COLORES SOBRE LA ESPALDA, SUBE Y SE ACOMODA COMO SI FUERA UN BEBE.

ESCENA III

MAESTRO
...¿Sobre la espalda? ¿Y porqué?

SANTIAGO
(DESDE ARRIBA) Para tener las manos libres y poder trabajar...

MAMA
...¿Estás bien allí, cholito? Muy bien. Entonces, vamos a trabajar...
(AVANZAN)

MAESTRO
El mundo era para él enorme, como una gran puna. El viento soplaba silvando sobre las pequeñas plantas que crecían sobre los cerros. Si alzaba los ojos podía mirar el cielo azul y sus grandes nubes, como algodones suspendidos en el aire. Y su casa...

SANTIAGO DESCIENDE RAPIDAMENTE DE LA FORMACION QUE SE HA HECHO CON EL TELON.

SANTIAGO
¡Mi casa!... Mi casa queda en medio de los cerros y está construida con piedras que se han almacenado durante años y años. En el techo tiene un tejado de hojas que el sol ha chamuscado... tanto sol hace aquí.

LOS ACTORES BAJO EL TELON FORMAN UNA CAVIDAD POR
DONDE QUIERE PASAR SANTIAGO.

MAESTRO
(ALARMADO) ¡Hey! Adónde vas...

SANTIAGO
Es que... me está llamando mi mamá. (SANTIAGO SE OCULTA BAJO EL TELON)

MAESTRO
¿Y ahora? Bueno, continuaré yo sólo... Todos los días, desde tempranito, Santiago acompañaba a su mamá, mientras ella... prendía el fuego para el desayuno (ACCION), barría la casa (ACCION), doblaba las mantas (ACCION), daba de comer pasto a lo cuyes (ACCION), después,Santiago y su mamá salían a pastear los carneros.

MIENTRAS SANTIAGO SALE DEL TELON, AGITADO Y RIENDO, ACOMPAÑADO DE SU MADRE, EL MAESTRO DESAPARECE BAJO EL TELON.

SANTIAGO
Ah, eso sí me gustaba

MAMA
!Apúrate, Santiago!... ¿no vez que los carneros están yendo más rápido que tú? (SE SIENTA Y SE PONE A HILAR).

SANTIAGO
Ya voy, ya voy... Es que había tanto que mirar... Las trenzas de mamá, sus manos hilando, el huso dando vueltas y vueltas, las ovejas grandes y las chiquititas, mi perra Mariposa cuidando a las ovejas, los pájaros grandes y negros revoloteando en el cielo... (SANTIAGO SE ESTIRA Y BOSTEZA) Ah, cuando sea grande... (CONTEMPLA EL CIELO, SE QUEDA DORMIDO, EMPIEZA A RONCAR)

MAMA
¡Santiago! ¡Santiago!... !Ya se durmió este cholito...! !No te duermas, Santiago! Vamos ya, pues.

SANTIAGO
Un ratito más, mamá...

MAMA
!Levantate, caracho!... Cómo te quedas dormido pues. ¿Acaso eres una guagua? ¡Grandazo estás ya! (SANTIAGO SE PONE DE PIE RAPIDAMENTE)

SANTIAGO
¿Grandazo? ¿Ya estoy grande?... ¿He crecido mientras dormía? Hace bien, dormiré un ratito más pues... (SE ECHA A DORMIR)

MAMA
¡Oye! ¡Nada de dormir! ¡A ayudar a tu papá vas a ir pues!

SANTIAGO
(CANSADO) Mmm, ¿para eso he crecido? ¿para el trabajo de la tierra...? !Mejor vamos a la casa, mamacha...! (ENTRAN BAJO EL TELON).

ESCENA IV

VUELVE A SALIR EL MAESTRO.

MAESTRO
Cuando llegó el tiempo de la siembra, Santiago y su papá, como todos los campesinos, se prepararon para sembrar sus tierras. Su papá llevó una chaquitaclla y las semillas. La mamá preparó el fiambre: habas, tostadas, mote, papas y dos botellas de chicha...

SALEN DE BAJO EL TELON EL PADRE Y SANTIAGO, CON SUS HERRAMIENTAS Y BOLSAS DE ALIMENTOS. LA MADRE LOS DESPIDE.

MAESTRO
Los dos caminaron y caminaron. Subieron y bajaron muchas lomas y montañas. Por fin llegaron a la chacra. Juntos comenzaron a trabajarla.

SANTIAGO Y EL PADRE SE PONEN A TRABAJAR

MAESTRO
Trabajaron un día, dos días... Al tercer día se encontraron con el tío Ernestino que era llamero... ¿Saben que es un llamero? Un llamero es un pastor de llamas...

PAPA
(A ERNESTO QUE APARECE POR EL OTRO LADO) Llévate a mi
chiquito, creo que está cansado de ayudarme... (SANTIAGO HACE GESTOS DE ALEGRIA Y DE ABURRIMIENTO, CONFIRMANDO LO QUE DICE EL PADRE)

TIO
¿Sí? ¿Quieres ir conmigo y con mis llamas?

SANTIAGO
Si, tío. Me voy contigo y con tus llamas...

TIO
Vamos pues.

SALE EL PADRE. TIO Y SANTIAGO HACEN UN RECORRIDO
ALREDEDOR DEL TELON, PASTANDO. ALGUNAS LLAMAS EN
MOVIMIENTO APARECEN DESDE EL TELON. PAUSA. APARECE NUEVAMENTE EL PADRE.

TIO
Oye, Dionisio, creo que Santiago ya no está para estas cosas. Ya no, tayta. Hay que mandarlo al colegio...

PAPA
¿Al colegio? Todavía chiquito es pues.

TIO
No, no, ya está bien para el colegio.


PAPA
Bueno, pues, habrá que mandarle... (SANTIAGO LE HACE GESTOS DE APROBACION AL PUBLICO, SALEN EL PADRE Y EL TIO).

ESCENA V

SANTIAGO
(AL PUBLICO) ¡Me voy al colegio! ¡Me voy al colegio!...

MAESTRO
(ENTRANDO) Qué contento, qué contento...(AL PUBLICO) Pero si a nadie le gusta el colegio... ¿No es cierto? (ESPERANDO QUE LE DIGAN NO) ¿A sí que no les gusta el colegio, no? (FURIOSO) ¿Y se puede saber porqué no les gusta el colegio? ¿Quieren ser burritos como sus papás, ah? ¿Burritos, quieren ser? Con la cabeza hueca quieren quedarse, no? Muchachos, el colegio es solo un momento de la vida. Después viene el otro colegio, sin paredes ni techos o con todos los techos y las paredes que ustedes quieran. ¡El gran colegio de la vida!...

SANTIAGO
Bueno, bueno, pero a mí sí me gustaba el colegio ¿sabes por qué, maestro? Es que en mi pueblito no había colegio y para que yo vaya al colegio tenía que ir a otro pueblo, allá lejos, caminar y caminar...

MAESTRO
... Y cruzar los campos de quinua y cerezos...

SANTIAGO
... Descender de los cerros un poco más abajo...

MAESTRO
... Avanzar bajo otro sol...

SANTIAGO
... Cruzar el río que en estos días tiene sus aguas bravas...

MAESTRO
... Llegar al corazón de las chozas, al centro mismo del pueblo...

SANTIAGO
... Entrar por el portón con su escudo arriba: !Centro Educativo 20344!

SALE EL MAESTRO. EL TELON SE HA CONVERTIDO EN UNA
CARPA DE CIRCO. EN UNA DE SUS ABERTURAS APARECE UN
TITERE, ES EL DIRECTOR.

DIRECTOR
!Atención, alumno! (SANTIAGO SE SOBRESALTA. SE DETIENE EN SECO)... !Descanso! ¡Firmes! ¡Su nombre...! ¡Cual es su nombre!

SANTIAGO
(ASUSTADO) Santiago Quispe...

DIRECTOR
¡Levante la voz!

SANTIAGO
Santiago Quispe... Pero no me grites, taytito, no me grites, pues...

DIRECTOR
¡Levante la voz, he dicho! ¿Cuál es su nombre?

SANTIAGO
(AL PUBLICO) A mi nadie me grita, caraju... (AL DIRECTOR)
¡Santiago Quispe, carajo!

DIRECTOR
¿Qué ha dicho, alumno?... ¡Castigado! No se le debe faltar el respeto a los profesores. (SALE)

MAESTRO
Al principio Santiago no se acostumbraba a la escuela. Se sentía encerrado en el aula, como un cuy en su hueco. Aprender a escribir y leer le parecía un rompecabezas y sumar y restar, un misterio. Prefería el recreo para jugar con sus amigos. (SALE DEL TELON UN BRAZO AGITANDO UNA CAMPANA, LLAMANDO AL RECREO. APARECE SANTIAGO AGITADO Y JUGANDO CON UNA PELOTA).!!Santiago, Santiago!!

SANTIAGO
!Hola, maestro...!

MAESTRO
¿Cómo te va en tu nueva vida? Contento estarás pues...

SANTIAGO
(UN POCO FORZADO) Contento estoy, claro....

MAESTRO
Pero ¿acaso no querías ser grande?

SANTIAGO
Grande sí, pero colegio no... (JUEGA CON EL PUBLICO Y TRATA DE COREAR) Grande sí, colegio no, !!!Grande sí, colegio no!!!

TRATA DE GANARSE A LOS NIÑOS DEL PUBLICO, HACIENDO CORO CON ELLOS. EL MAESTRO SE ALARMA.

MAESTRO
¡Pero qué es esto!... ¿Porqué no quieren ir al colegio, muchachos? ¿Por qué será pues?... ¿Quieren vivir en la oscuridad, entre la confusión y la duda? Ay, pobre el ignorante que solo sabe distinguir el día de la noche y el tamaño de su pie derecho. (ENERGICO) ¿Y ustedes quieren vivir
a oscuras, sin saber, sin conocer?

SANTIAGO
(AL PUBLICO,TRATANDO DE SUAVIZAR LAS COSAS) Bueno, la verdad, la verdad... El colegio también tiene sus cosas bonitas: ...uno puede jugar con los amigos a la hora del recreo y a la salida, uno puede conocer mucha gente, gente buena, gente mala, niños tristes, niños contentos, niños traviesos, niños que no dicen nada, niños que lo dicen todo...¿No es cierto, amigos? También es bonito el colegio...
(DESPUÉS DE LA APROBACIÓN DEL PUBLICO) Pero solamente
para eso yo no quería ser grande...

MAESTRO
Entonces, ¿para qué querías ser grande?

SANTIAGO
Para...bueno...este... No sé...¿Para qué?... !No me acuerdo!...

MAESTRO
Bah, ¿cómo quieres algo que no sabes cómo es o para qué sirve?

SANTIAGO
Pero ¿por qué no puedo querer aquello que no se conoce ni se sabe para qué sirve?

MAESTRO
No, Santiago. Eso sólo los soñadores y los locos...

SANTIAGO
¿Los soñadores y los locos? ¿Los soñadores y los locos?...Entonces, yo debo ser un soñador o un loco... Porque, por ejemplo, yo quiero conocer Lima, sueño tanto con eso... aunque no conozco. !Cómo me gustaría conocer Lima!

MAESTRO
¡Lima!.... (AL PUBLICO) Está loco, loco de remate.

SANTIAGO
Porque... ¿acaso conozco? Ya si conozco, ya me vengo pues. Un ratito nomás, así, chiquito.

MAESTRO
Pero si recién has entrado en este colegio. (UNA MANO SE ASOMA EN EL TELON Y VUELVE A AGITAR LA CAMPANA) Se acabó el recreo. Mejor regresas...

SANTIAGO
¿Se acabó el recreo? (SANTIAGO SALE DESGANADO) ¿Tan rápido? Pero si acaba de empezar...

VOCES
(ENERGICAS, BAJO EL TELON) ¡Se acabó el recreo!

SANTIAGO
No...

SE NIEGA A ENTRAR AL TELON. CAMBIO DE FORMA EN EL
TELON. LOS ACTORES SE ASOMAN Y LO HOSTIGAN

ACTORES
¡Se acabó el recreo! ¡Se acabó el recreo!...

ESCENA VI

MAESTRO
...Ya había estudiado cinco años...¡Cinco! Nada más... Justo en el quinto, agarró un camión y se fue... (LOS ACTORES TOMAN UNA BARRA Y LA CONVIERTEN EN BARANDA DE CAMION, TODOS AGOLPADOS, AVANZAN) ...¿Dónde te vas, Santiago?

SANTIAGO
(DESDE EL CAMION EN MOVIMIENTO) ¡A Lima, tayta! ¡A la
capital, pues!... Allí estamos llegando ya, maestro...

EL CHOFER
Calla la boca, muchacho zonzo, éste es Huancayo, capital de Junin...

SANTIAGO
Ah, Junín, había sido.... Huancayo dice el chofer. Qué bonito, qué bonito, cuántos carros, cuántos cines, y ese gusano... ay, un gusano de fierro se viene por allá...

CHOFER
Calla la boca, muchacho zonzo, ese el tren...

SANTIAGO
Ah, tren había sido...

MAESTRO
Pasaron por varios pueblos, también por una mina. Los obreros de las minas, con sus mujeres y sus hijos, los que trabajaban en el mudo del mineral le dijeron !adios, adios!...

SANTIAGO
También pasamos por ríos caudalosos, por una central eléctrica (AL PUBLICO) ¿Saben uds. qué es una central eléctrica?

MAESTRO
¿Tú sabes acaso?

SANTIAGO
Claro, en el colegio he aprendido.

MAESTRO
¿Y qué es?

SANTIAGO
Mire, maestro, cuando las cataratas caen con sus chorros de agua, se estrellan contra las rocas y la inteligencia del hombre saca de allí la electricidad, la luz ¿entendiste?

MAESTRO
¿La luz?

SANTIAGO
Bueno, si no entendiste, anda al colegio pues. Para eso yo ya fuí.

MAESTRO
¿Ya fuiste? ¿Acaso no vas a volver al colegio?

SANTIAGO
Ya para qué pues. Si ya conozco. Ahora voy a Lima...

CHOFER
¡Lima! ¡Lima! ¡Llegamos a la rica Lima!... A ver cholos,
¡abajo! Y tú... (A SANTIAGO) Ayúdame a cargar estos costales... No te he traído gratis. ¡A trabajar!... (ESCENAS DE CARGA DE COSTALES).

SANTIAGO
Eran sacos de papa, costales de yucas, maíz, frutas, verduras. Todo lo que sembrábamos allá venía hasta aquí, recorriendo este largo, largo camino...

MAESTRO
Bueno, pero por fin llegaste tú también...Mira, cuantos letreros... (EN EFECTO, SE ASOMAN NUMEROSOS LETREROS QUE CAMBIAN DE FORMAS SUCESIVAMENTE. EL SE ASOMA INGENUAMENTE. DE PRONTO, TODOS LOS ACTORES SE TRANSFORMAN EN AGITADOS VENDEDORES QUE CONVULSIONAN LA ESCENA Y VIOLENTAN A SANTIAGO. LUEGO SE ESCUCHA LA SIRENA DE UNA AMBULANCIA, ALGUIEN QUE PASA CORRIENDO Y EL QUE, FINALMENTE, EXCLAMA:)

SANTIAGO
¡Mamá!, ¡Mamacita!...

MAESTRO
...Es Lima, pues, ¿no querías conocer Lima?, allí está pues...

PAUSA.

ESCENA VII

SANTIAGO
...Con el tiempo fui aprendiendo. Conseguí un trabajo...

MAESTRO
¿Conseguiste trabajo?

SANTIAGO
(CRIOLLO) Hace ratón, compadre...

MAESTRO
Qué bien, qué bien... ¿Y de qué?

SANTIAGO
¿De qué?...Bueno... de lustrabotas mas que sea pues...

MAESTRO
Ja, ja, ja. ¿eso se llama trabajo?
SANTIAGO
(ORGULLOSO) Claro que se llama trabajo. (AL PUBLICO) ¿No es cierto? Trabajo de pobre, pero trabajo honrado ¿no es cierto?

MAESTRO
Bueno, no iba a conseguir trabajo de ingeniero ¿no? No iba a conseguir trabajo de doctor ¿no?...

SANTIAGO
Bueno, la verdad que... Cuando consiga un buen trabajo, voy a volver a estudiar... Yo no quiero seguir lustrando zapatos...

MAESTRO
Así fue como Santiago fue entrando a la vida en esta gran ciudad donde vive tanta gente, donde hay tantos alambres en el cielo, donde las estrellas... no se ven las estrellas... Lima, Lima, qué bonita ciudad es...

SANTIAGO
...¡Conseguí otro trabajo!

MAESTRO
¿Sí? ¿Dónde, dónde?

DEL TELON SE ASOMA UNA CABEZA DE PITUCA, ES UN TITERE.

PITUCA
¡Santiagooooo! !Santiago!... ¿Dónde estás, muchacho?

SANTIAGO
(AL MAESTRO) Me está llamando la vieja... (SUMISO, A LA PITUCA) Si, patroncita, aquí estoy...

PITUCA
¿Dónde andabas, Santiago? No sabes que hay que abrir la reja, no sabes que tienes que limpiar los balcones, no sabes que tienes que sacarle brillo a los pisos, no sabes que tienes que sacar los perros al jardín...(SALE)

SANTIAGO
Pasumacho, maestro, qué distinto había sido... En mi tierra era otra cosa. Saca choros por mi madre. ¡Hasta la comida es distinta! Como bastante, porque la cocinera es como si fuera mi paisana. Pero es una comida bien rara (como los dueños de la casa). Ay, cuando comeré mis choclos, mis papas sancochadas con ají y queso de hatunmarca. Estos limeños solo saben comer arroz con huevo frito.

MAESTRO
Allí está tu Lima, pues, Santiago. Lima querías, allí está.

SANTIAGO
¡Me voy de este trabajo!... ¡Quiero ser negociante!

MAESTRO
¿Negociante? ¿De qué?

SANTIAGO
!De chupetes!... Vas a ver cómo voy a ganar plata...(SALE)

ESCENA VIII

SANTIAGO
(VUELVE CON UN CAJON DE CHUPETES, VENDIENDO) !!Chupetes, chupetes...!!

MAESTRO
Bien le fue. Al poco tiempo, volvió al colegio...!estudiaba por las noches... ¡Allí conoció a Donata!

ENTRA UNA CHICA, VESTIDA A LA MODA DE LA CIUDAD, PERO DE LARGAS TRENZAS, SANTIAGO SE QUEDA MIRÁNDOLA

SANTIAGO
!Qué rica chola! (LA SIGUE, SALEN)


MAESTRO
Donata era de un pueblo muy cercano al de Santiago. Trabajaba con una familia, cuidando a los niños. Los domingos en la tarde, ella se vestía muy bonita y salía con Santiago al parque, y conversaban horas y horas sobre su trabajo, la escuela y sus familias que habían quedado allí en el pueblo. Ambos estaban muy solos entre gente que no los comprendía, por eso un día se dieron un beso... Y así fueron pasando los años y se fueron haciendo más grandes, Santiago se compró un triciclo y esta
historia ya está terminando...

SANTIAGO
No, todavía, no. ¿No me ves aquí, maestro?

MAESTRO
Hola... ¿Qué haces por aquí?

SANTIAGO
Busco a Donata. Algo debe haber pasado...Hace rato que la espero..

ENTRA DONATA, CORRIENDO Y ASUSTADA

DONATA
Santiago, Santiago. Me ha llegado esta carta, mira... Dice que mi papá está muy enfermo, que vaya a verlo. Pero cómo voy a ir si está tan lejos y no tengo plata...

SANTIAGO
No te preocupes, Donata. Voy a vender mi triciclo, y con la plata te acompañaré y haremos curar a tu papá... (SALEN)

MAESTRO
Se fueron. Después de un largo viaje de muchas horas de camino, ya entrada la noche, llegaron a su pueblo. Pero... qué mala suerte, el padre de Donata ya había muerto. Lo único que les quedaba era estar en el velorio. De esto hace ya bastante tiempo. Santiago y Donata se han quedado por allá... parece que no vuelven más. Yo estoy cansado de
esperarlos. Creo que aquí la historia ha terminado...

DEL TELON SALE UN TITERE, UN CARTERO

CARTERO
¡Carteroooo!...¡Carteroo!

MAESTRO
¡Una carta! A ver qué dice... Es una carta de Santiago (ABRE EL SOBRE Y LEE) "Hola amigos, tengo que decirles que la Donata ha dado a luz a mihijo. Lo llamamos, Shanti, como yo. Algún día volveremos a vernos. Pórtense bien, chau"... La historia de Santiago ha terminado. Allá en la sierra, Santiago ha vuelto a encontrarse con los campesinos que todos los días siembran y cosechan la despensa de la gran ciudad, el alimento que todos los días nos llevamos a la boca. Pero el sol y la tierra de esta capital saben que Santiago también estuvo aquí. (SALE).

MUSICA. TODOS LOS ACTORES ENTRAN BAJO EL TELON, TOMANDO A LOS NIÑOS DE LA MANO EN UNA CADENA QUE DESPUES SOSTIENE POR LOS BORDES EL TELON, HACIENDO UN TECHO.